Resolución sobre el Kurdistán

El Kurdistán se ha dividido en cuatro partes después de la Primera Guerra Mundial: Turquía, Irán, Irak y Siria. Después de la división, los kurdos oprimidos se han rebelado muchas veces en cada región. En todas esas regiones, el pueblo kurdo ha sido masacrado por los estados burgueses nacionalistas.

Nada ha cambiado para los kurdos, o podríamos decir que se ha logrado muy poco hasta ahora. Teniendo en cuenta que siempre que Barzani intentó llevar adelante un referéndum de independencia, el gobierno de Irak atacó las áreas kurdas y nadie apoyó a Barzani, todas las conquistas kurdas que fueron adquiridas a través de grandes sacrificios se han evaporado. Justo antes de la decisión del referéndum, los aliados de Barzani aplaudían a las fuerzas de Peshmerge mientras luchaban contra ISIS. Sin embargo, los imperialistas vendieron al Peshmerge kurdo muy fácilmente como tantas veces en la historia.

Los socialistas no pueden apoyar a Barzani, que es un señor feudal podrido y aliado del imperialismo. Pero, por principios, defendemos el derecho de los kurdos a celebrar un referéndum por su independencia.
La región kurda en Turquía tiene una historia diferente. Evolucionó a partir del movimiento estudiantil radicalizado de 1968. Por lo tanto, en Turquía, el movimiento kurdo tuvo un origen nacionalista-socialista. Pero, con el tiempo, giraron a la derecha y abandonaron sus posiciones antifeudales, anticapitalistas y antiimperialistas. Hoy, el movimiento kurdo tiene una política de establecer un frente que incluye a los capitalistas liberales, a la UE, a los Estados Unidos y a las fuerzas de izquierda de Turquía para levantar una república democrática y una democracia radical. Por lo tanto, los socialistas deben apoyar el derecho a la autodeterminación de los kurdos, pero deben permanecer independientes de ese proyecto.
Los kurdos han perdido demasiadas vidas, principalmente de sus pobres, por su causa. Hubo una sangrienta guerra civil en los años 90; Hubo una guerra urbana en algunas ciudades entre las fuerzas kurdas y el estado turco hace tres años. Fue un baño de sangre. Ha habido una fuerte presión estatal sobre el movimiento kurdo.

El pueblo kurdo ha logrado avances históricos en Rojava en su derecho a la autodeterminación. Pero la estabilidad de estos logros no esta garantizada ya que no pueden sostenerse por sí solos. Si el imperialismo estadounidense deja a Rojava sola, como lo hizo en Irak, el movimiento kurdo no sobreviviría. Además, si miramos la historia, deberíamos decir que, cuando los intereses de los Estados Unidos cambien, dejarán a los kurdos a su buena suerte, como es de esperar.

Resolvemos:

  • Defender el derecho a la autodeterminación del pueblo kurdo.
  • Celebraremos acciones de solidaridad con los kurdos contra su opresión.
  • Fundaremos un partido marxista kurdo que luchará por un Kurdistán socialista que formará parte de la lucha de clases internacional por una Federación Socialista Unida de Medio Oriente.