GameStop: ¿Pequeños inversores derrotan al capitalismo de casino?

Por Güneş Gümüş

En EE.UU., una guerra que se ha librado entre los multimillonarios fondos de inversión y un pequeño grupo de inversores unidos contra los gigantes financieros ha conmocionado a Wall Street. Esta situación coincide con la frase: el cazador se convierte en la presa.

Los fondos de inversión operan como fondos mutuos que gestionan una cartera de distintos instrumentos de inversión a cambio del dinero que recaudan de los inversores y están libres de restricciones. Estos fondos buscan obtener grandes retornos para sus inversores al tomar riesgos y usar métodos especulativos como la venta en corto.

Los fondos de inversión son atractivos para los inversores institucionales y para un grupo de inversores multimillonarios porque en Estados Unidos, por ejemplo, un participante individual debe obtener un certificado de participación de al menos $5 millones para ser incluido en un fondo de inversión. Por supuesto que la labor de tomar riesgos y obtener mayores retornos se combina con la necesidad de manipular los mercados para esta causa. Incluso los métodos que utilizan con frecuencia, como las posiciones cortas, no son menos que un caos.

Los fondos de inversión piden prestadas las acciones de la compañía a sus inversores, y las hipotecan a cambio de una renta, mientras toman una posición corta en el mercado de valores. Intentan obtener ganancias de la diferencia al vender estas acciones a un precio mayor y luego las comprarlas de vuelta a un precio más bajo. En otras palabras, cuando es necesario devolver la acción a causa de una posición corta, si hay una disminución en el valor de la acción original, ellos pierden.

Gamestop, una compañía que vende juegos de computadora y consola en tiendas minoristas en todo el país, está en el centro de esta guerra de inversión. Citron y Melvin Capital habían previsto que las acciones de GameStop perderían su valor aún más, ya que no se ha adaptado a un periodo en el que la industria de los videojuegos se ha vuelto digital y el comercio en línea se ha expandido, y anunció que reduciría su actividad cerrando la cadena y despidiendo trabajadores en el 2020. Por lo tanto, se esperaba la quiebra de la compañía.

Sin embargo, la compañía está en la posición de recaudar la mitad del dinero en su caja registradora y la mayoría de las acciones en el mercado incluso en el 2020. No está para nada al borde de la quiebra en el curso normal de la vida. Los fondos de inversión que abren las posiciones cortas están yendo para el lado opuesto esta vez. Cuando se anunció la posición corta de Citron y Melvin’s Capital en el foro de intercambio de acciones de WallStreetBets de Reddit, los pequeños inversores llamaron a atacar a los fondos de inversión. Estos insistieron en intentar convencer a los inversores de que vendan y no compren las acciones, con comentarios en canales sobre inversión como CNBC y Bloomberg de que esta acción caería y que la compañía no valdría nada, mientras las acciones de Gamestop aumentaron significativamente desde principios del 2021. Sin embargo, Elon Musk, uno de los hombres más ricos de Estados Unidos, que tenía una cuenta con Melvin Capital y que previamente había abierto una posición corta para Tesla, también tuiteó “Gamestonk!!” con el link al foro de WallStreetBets el 26 de enero. El grupo se expandió. En el primer mes del 2021, las acciones de GameStop ascendieron de 17 dólares a alrededor de 400, gracias a los pequeños inversores que acumulan las acciones que los fondos de cobertura han estado vendiendo en corto.

Cuando los principales actores del mercado financiero se vieron perjudicados en el país del “libre” mercado, las plataformas de comercio electrónico como RobinHood (RH), WeBull, Interactive Brokers, que son utilizadas por los pequeños inversores sin comisión, detuvieron la compra de acciones de GameStop por parte de sus clientes para proteger el mercado financiero estadounidense. Estas plataformas, que sólo permiten la venta, redujeron un poco el precio de la acción, lo que permitió a Melvin Capital cerrar la posición corta con menores pérdidas. Melvin Capital, que tiene activos de 13.000 millones de dólares, cerró su posición corta al volver de la quiebra con una pérdida estimada de 5.000 millones de dólares. Por supuesto, esta guerra de inversiones hizo saltar las alarmas en el mercado financiero estadounidense. Los grandes fondos comenzaron inmediatamente a agitar un lío de manipulación. Tras el “peligroso precedente” de GameStop, quizá el tema de las posiciones cortas se detenga por un tiempo. Sin embargo, con el efecto de la crisis creada por la pandemia, 45 acciones como la cadena de restaurantes Cheesecake Factory, Nokia, la cadena de cines AMC, Blackberry figuran en la lista de vulnerables al método de posiciones cortas.

¿Se puede derrotar a los fondos de inversión?

En EE.UU., los fondos de inversión que simbolizan el club de los multimillonarios y la avaricia del mercado están en la mira desde hace tiempo. En EE.UU., la participación del público en las transacciones bursátiles es mucho mayor y los fondos de cobertura han perjudicado mucho a las pequeñas empresas y a los pequeños inversores mediante métodos de manipulación. Entonces, ¿es posible derrotarlos en la guerra de inversiones como en el caso de GameStop? Creando el ejemplo de GameStop, los fondos de inversión abrieron posiciones muy cortas a un ritmo muy alto e insistieron en una posición corta incluso cuabndo el precio de las acciones subió, ignorando las llamadas en Reddit. Estos daños no se habrían revelado si no hubieran cometido tantos errores.

Hablemos de quién puede ganar en la guerra bursátil.

En EE.UU., más de la mitad de los hogares tienen una pequeña inversión en bolsa. 4 de cada 10 trabajadores estadounidenses se han sumado a fondos de ahorro e inversión creados como planes de jubilación por patrones o sindicatos que invierten en el mercado de valores. Porque los salarios en el país no han aumentado desde hace muchos años, y casi todos los servicios, desde la educación a la salud, desde la jubilación al transporte, quedan a merced del mercado. En otras palabras, si no tienes dinero en Estados Unidos, eso significa hambre. Por esta razón, las clases trabajadoras utilizan con frecuencia herramientas de inversión como el mercado de valores como medio para aumentar sus ingresos. Las plataformas de comercio electrónico que realizan transacciones sin comisiones también han facilitado mucho este trabajo. El inversor multimillonario Leon Cooperman, que dijo que las personas que usaron los cheques del apoyo social estatal durante la guerra de GameStop lo estaban usando para atacar a las personas ricas, no se equivoca en absoluto. De hecho, durante la pandemia, la gente que estaba desempleada y encerrada en casa, con mucho tiempo y no estando claro cuándo se abrirían los puestos de trabajo, y el deseo de ganar dinero urgentemente en la bolsa aumentó considerablemente.

En EE.UU., existe una relación inversa entre la presencia generalizada del público en el mercado de valores y el número de acciones que posee. El 10% más rico del país controla el 84% de las acciones en la bolsa. En Turquía, la participación del público en el mercado de valores es más limitada, aunque la situación no es diferente en cuanto a la propiedad de las acciones. Según los datos de julio de 2020, 24 mil inversores en Turquía tienen el 88% de las acciones (cada uno con una cartera promedia de 19,5 millones de liras), mientras que 1,5 millones de pequeños inversores poseen sólo el 12% de las acciones (cada uno con una cartera promedia de 43.000 liras). En resumen, si los precios de las acciones de la bolsa están aumentando, este aumento viene determinado sobre todo por los movimientos de los grandes, no por las compras de los pequeños.

En el ejemplo de GameStop, aunque los pequeños inversores que se unieron utilizando Reddit pudieron infligir una pérdida a los fondos de inversión que persiguen el canibalismo con extrema confianza en sí mismos.

  1. Este es un caso poco frecuente.
  2. Aquellos que compren acciones de GameStop a bajo precio inicial y comiencen la guerra tendrán activos rentables, mientras que los pequeños inversores que compren las acciones a alto valor acabarán perdiendo. (Por ejemplo, las acciones de un escritor del foro Reddit que inicialmente compró una participación de GameStop de 50.000 dólares y llamó a otros participantes del foro a comprar, ya tiene un valor de 33 millones de dólares. Aunque no venda ahora y venda cuando baje un poco, obtendrá un enorme beneficio. Si compran acciones a 300 dólares y las venden demasiado tarde, perderán).
  3. Si es necesario, el mercado financiero encontrará la manera de declararlo manipulación, castigarlos y evitar que se unan y actúen en las plataformas de las redes sociales.

“No puedes vender lo que no tienes”

Durante la batalla de GameStop, Elon Musk tuiteó acusando a otros de tomar una posición corta diciendo: “no puedes vender algo que no tienes”. Como si la valorización de las acciones en la bolsa basadas en declaraciones de ganar dinero en un viaje a Marte, se lleve a cabo o no, o de producir una nueva tecnología de baterías que se haga realidad, ¡no fuera “vender algo que no se tiene”!

El capitalismo se basa en el enriquecimiento de los ricos en base a algo que no tienen: el sudor del trabajador. En el capitalismo, no es otra cosa que el trabajo no remunerado de los trabajadores lo que hace ricos a los patrones. Por supuesto, esto nunca es suficiente para un capitalista. Endeudan a los trabajadores y se aprovechan de ello para vender sus mercancías. No es suficiente; se beben los ahorros de los pequeños inversores con manipulaciones en la bolsa. Sí, el mercado de valores es como una especie de casino. Los fondos de cobertura también tienen una gran participación en el funcionamiento del mercado de valores de esta manera. Como el capitalismo se hunde en crisis, no puede encontrar otras soluciones que la especulación.

El siguiente comentario que hizo Marx para las revoluciones de 1848 es una advertencia de que, en el apogeo de la crisis, los capitalistas deben acelerar la especulación en busca de grandes ganancias y pasar por alto la dinámica real de la crisis:

“La especulación se produce regularmente en períodos en los que la sobreproducción está ya en pleno desarrollo. Proporciona a la sobreproducción salidas temporales al mercado, mientras que por esta misma razón precipita el estallido de la crisis y aumenta su fuerza. La crisis propiamente dicha estalla primero en el ámbito de la especulación; sólo más tarde afecta a la producción. Lo que al observador superficial le parece la causa de la crisis no es la sobreproducción, sino el exceso de especulación, pero éste no es más que un síntoma de la sobreproducción”.