Brasil: Pandemia de Covid-19 en el Amazonas, algunas reflexiones

Por Gleice Oliveira

La trágica situación que vivimos en Manaus es el resultado de una política construida durante años y con un tremendo agravamiento del proceso en el período más reciente de nuestra historia debido a la política neoliberal implementada por Bolsonaro, felpudo del capital, como el desguace del SUS (Sistema Único de Salud) y otros servicios públicos, los sucesivos recortes en diversos sectores, con mayor profundidad en la Salud, Educación, Ciencia y Tecnología y gana una dinámica aún más acelerada con la pandemia.

Es simbólico el hecho de que somos un estado continental, con 62 municipios y SOLO en la ciudad de Manaus, por ser la capital, hay Unidades de Cuidados Intensivos-UTI. A esto se suma el creciente empobrecimiento de la clase trabajadora en general, pero con elementos aún más agravantes de los sectores miserables de la periferia de las ciudades, con altas tasas de desempleo, precariedad laboral de enormes contingentes poblacionales que sobreviven de actividades informales e irregulares, desprotegidos de toda legislación laboral. Añádase también la falta de urbanización y la ausencia de una política habitacional que perjudica al 53% de la población de Manaos viviendo en condiciones precarias de hábitat, lo que el IBGE denomina aglomeraciones subnormales, palafitos, favelas, invasiones, etc. Este hecho agrava el drama de la contaminación y la muerte de los arroyos que cortan las ciudades amazónicas. También registro el problema de la desigualdad en el acceso a los servicios sanitarios y la existencia de un sistema de transporte público desechado y caro.

Corroborando este cuadro, desde el punto de vista económico el estado se sostiene casi exclusivamente en el Polo Industrial de Manaus – PIM, que sigue existiendo porque sus empresas reciben exenciones más que significativas, pero pagan salarios miserables, ni siquiera invierten en el asfaltado de las calles del Distrito Industrial donde se instalan y abandonan Manaus en cualquier momento como lo hizo recientemente la empresa Soni, agravando la ya alta tasa de desempleo en la ciudad.[1]

La corrupción está profundamente arraigada en todos los niveles de gobierno desde hace décadas, y el servilismo y vasallaje a la clase empresarial y a la burguesía en general es vergonzoso e indignante. Hay muchos elementos que se suman formando un caldo de cultivo perfecto para la proliferación del Covid-19.

“La investigación de la Universidad Federal de Amazonas y la Fiocruz-Amazonía señala que Manaus vive de hecho una “SINDEMIA”, es decir, cuando el contexto social y económico se agrava y causa una situación fuera de control. “Los datos apuntan a que el Covid-19 en Manaos está relacionado con la desigualdad social” [2]

La pandemia llegó a Manaus, al igual que al resto del país, y encontró un terreno fértil que se alió con la ausencia de una verdadera política de confrontación y dio largos pasos hacia los municipios del interior del estado, llegando incluso a los territorios indígenas. Es bueno que muchos pueblos se hayan aislado, pero hay registros de contaminación incluso por parte de militares y empleados de la propia FUNAI que fueron trasladados a zonas indígenas sin testeo ni medidas de protección que resultaron en contagios, enfermedad y muertes, como fue el caso del pueblo Kanamary de Vale do Javary, pero muchos otros sufrieron diversas bajas debido a una histórica falta de inmunidad y a un reiterado proceso de genocidio que nunca se detuvo definitivamente. Afortunadamente tenemos noticias de que el pueblo Ashaninka[3] que se aisló no tiene registros de infectados o muertos.

La política adoptada por Bolsonaro a nivel nacional, e implementada en profundidad por Wilson Lima gobernador de Amazonas y Arthur Neto intendente de Manaos hasta fin de año y desde principios de enero por David Almeida, fue buscar convencer e incluso incentivar a las personas a contaminarse para que “naturalmente” formaran una inmunidad colectiva, lo que nunca ocurrió porque la inmunidad dura sólo de 3 a 5 meses, período en el que la persona puede ser contaminada por un virus de otro linaje y después del corto período de inmunidad puede ser reinfectada con el mismo tipo de virus. Es decir, invirtieron en una teoría defectuosa, que ignoraba conscientemente la gran cantidad de vidas perdidas y también de secuelas. En definitiva, una política criminal que ha provocado más de 303.586 casos y 10.359 muertes que podrían y deberían haberse evitado. Datos del día 19.02.2021.

Llama la atención que las cinco tasas más altas de víctimas mortales se registran precisamente en países cuyos líderes, desde el primer momento de la pandemia, han adoptado posturas NEGACIONISTAS: Bolsonaro y Wilson en Brasil y Amazonas, México con Lopes Obrador, India con el primer ministro Narendra Modi y Boris Jonhnson en el Reino Unido.

En Manaos el virus encontró condiciones favorables para su crecimiento y mutación en una dinámica acelerada y para ello contribuyó y sigue contribuyendo en gran medida la negación de los datos, advertencias y recomendaciones científicas y la total desatención gubernamental, empezando por el propio presidente de la república, a las medidas recomendadas por la OMS de testeo masivo, aislamiento social, uso de mascarillas e higiene.

Durante la primera onda, con muchas denuncias y presiones de los sindicatos, movimientos sociales y populares, se crearon dos hospitales de campaña, uno en el estado y otro en el municipio, pero el afán de lucro y la avaricia de las élites junto a sus vasallos en el gobierno, no permitieron invertir en campañas educativas ni en pruebas y avanzaron en los recursos públicos comprando equipamiento falso y sobrevalorado. No hubo un aislamiento efectivo y el resultado fue abrumador, con hospitales abarrotados, colas en los cementerios para enterrar a los muertos hasta el punto de que el intendente llegó a ordenar entierros masivos, lo que generó una ola de reclamos y denuncias de la población y de la prensa nacional e internacional hasta que Arthur Neto, intendente de la época, diera marcha atrás.

La tasa de contaminados, hospitalizados y muertos se ha estabilizado, pero es muy alta. Cuando esto ocurrió, en septiembre/2020, la primera medida del gobernador Wilson Lima fue decretar el regreso del trabajo presencial en la red privada y en la red de escuelas públicas estatales, lo que representó una debacle en el ya bastante frágil aislamiento social, colapsando los hospitales públicos y es cuando se empieza a construir la segunda onda. El gobierno recibió un torrente de críticas y reivindicaciones del movimiento sindical y también de las organizaciones de madres y padres, pero con la opinión pública dividida, lo máximo que se consiguió fue que los profesores fueran testeados. Ni siquiera el resto de los trabajadores de la educación y los estudiantes fueron incluidos en este procedimiento. Los resultados de los testeos eran cada vez más aterradores porque cada vez más profesores publicaban sus testes positivos y también los nombres de los compañeros que estaban enfermos y muriendo.

La desactivación de los hospitales de campaña entre septiembre y octubre se hizo para convencer a la población y a los medios de comunicación de que la pandemia estaba controlada, aunque los científicos apuntaban en otra dirección.

Científicos como Lucas Ferrante, biólogo e investigador doctoral del INPA, Jesem Orellana, epidemiólogo de FIOCRUZ/Amazonía y sus equipos, advirtieron reiteradamente sobre la inminencia del colapso del sistema de salud y el inicio de una segunda onda, así como la necesidad de adoptar medidas para la reducción de daños, pero no sólo fueron rechazados, sino que se orquestó una campaña de descalificación y amenazas.[6]

En este momento estamos en medio de la segunda onda, que se manifestó más claramente después de las vacaciones de fin de año y tiene índices alarmantes tanto en el número de personas infectadas como en el número de muertes. Llamo la atención sobre el hecho de que el gobierno no registra las secuelas, lo cual es un terrible error, porque muchas personas quedan con graves secuelas, durante mucho tiempo, sin asistencia, sin poder trabajar y pasando privaciones. Toda la red hospitalaria, privada y pública, está colapsada y existe el agravante de no tener oxígeno. Las ambulancias se alinean frente a los hospitales sin poder admitir pacientes y sin poder atender a otros. Las personas desesperadas de los municipios del estado encuentran la forma de trasladarse a Manaus y esperan vacantes en las puertas del hospital, donde incluso tenemos registros de muertes. Cuando obtienen una vacante para la admisión de familiares se quedan ellos mismos sin alojamiento y comida. Muchas personas están en sus casas y mueren allí sin asistencia ni oxígeno.

En sólo 7 días, la demanda de oxígeno se multiplicó por 11[7], lo que potenció la crisis de los hospitales, especialmente los que atienden específicamente a pacientes con Covid-19. Esta situación nos hace exportar pacientes a otros estados como Piauí, Maranhão, São Paulo, Palmas, Paraná, y también al Distrito Federal.

Además, hay que tener en cuenta que Pazuello, el m(S)inistro de Salud fueron debidamente notificados con antelación (en diciembre de 2020) que habría falta de oxígeno y no adoptaron las medidas necesarias y urgentes para evitar la falta de oxígeno, por lo que muchas personas en hospitales, ambulancias y en sus casas murieron por asfixia. En los días en los que más se registró la falta de oxígeno se informó de que salas enteras del hospital murieron por asfixia.

Esta situación se vivió inicialmente en la capital, con el registro de tasas absurdas de 225 entierros en un solo día, un hecho que también se repitió en otros municipios como es el caso de Coari donde 7 personas murieron en el mismo día, 6 en Itacoatiara en el mismo día, algunos de la misma familia, y todos maestros. Vivimos una situación caótica también en Parintins, Manacapuru, São Gabriel da Cachoeira y una larga lista que ahora también incluye municipios de Pará. Es decir, un verdadero atentado contra la salud pública y contra la población. Hay que tener en cuenta que hay una gran cantidad de infradeclaraciones, diagnósticos erróneos en los certificados de defunción y sumas de un día para otro. Ejemplo: El día 31.01 tuvimos 225 entierros, la media en Manaus en condiciones no pandémicas es de 30 entierros. En las noticias del G1 se informó de que los muertos que atestiguaban con Covid eran 59. De 225 derribamos 30 y 59, y nos quedan 136 que tendrán diferentes diagnósticos, pero la gran mayoría es por Síndrome Respiratorio Agudo. Bueno, es demasiado obvio que algo muy grave está sucediendo para que tanta gente muera de SAR justo en el momento de la pandemia Covid-19 y no antes.

Recomiendo ver la entrevista de Jessen Orellana donde establece la conexión entre la situación vivida en Manaos y el apresurado regreso del trabajo presencial en la red estatal de educación en Manaus.[8]

Los registros de la Fundación de Vigilancia de la Salud-FVS son los únicos, y los científicos suelen señalar errores y lagunas. [9]

La izquierda manauarae, ampliando, de Amazonas viene, en mi opinión, de sucesivas derrotas electorales, tiene un movimiento partidario, sindical y popular con trazos muy burocratizados y sectarios hablando muy genéricamente, porque obviamente hay excepciones. Por lo tanto, la construcción de un frente amplio es una tarea extremadamente agotadora, pero en la que seguimos invirtiendo tiempo y energía.

Hace unas semanas logramos la gran hazaña de organizar el Frente  Cabana en Defensa de la Vida para tratar de responder de manera unificada a los ataques realizados por el gobierno durante la pandemia. Celebramos importantes debates políticos con los principales dirigentes y elaboramos colectivamente un programa de emergencia. Votamos dos consignas centrales que funcionan juntas: Vacuna ya, que evolucionó a Vacunación para todos y Renta básica ya.[10]

El Frente Cabana ya cuenta con muchas entidades y sus representantes (partidos, centrales, entidades del movimiento sindical y popular, organizaciones religiosas), se mueve un poco lento ante las necesidades objetivas, pero ha avanzado y entre las diversas acciones realizamos una concentración el día 24 y transmisiones en vivo todas las semanas con una participación realmente significativa si consideramos la historia de este tipo de acciones en la izquierda manauara.

Ante el agravamiento de la pandemia tenemos a un gran número de personas en situación de emergencia por el colapso del sistema sanitario y de la red hospitalaria con la ausencia de camas clínicas y de UCI, la falta de oxígeno, de medicamentos (sí, tenemos que afrontar el problema de la distribución masiva de fármacos que no son eficaces en el tratamiento del Covid como la Cloroquina, la Hidrocloroquina y la Ivermectina) e incluso de alimentos. Entonces se propuso crear un grupo de trabajo que se dedicara a reunir fondos casi siempre donados por los sindicatos, principalmente los de profesores, y a ayudar a las personas en situaciones más críticas. Pero, como las decisiones han sido consensuadas y no había consenso, creamos el Comité Popular por la Vida que ha recibido aportaciones de los sindicatos, principalmente de los Trabajadores de la Educación. La puesta en marcha de este Comité contó con una gran participación, se formaron varios grupos de trabajo y todo es muy creativo e interesante.[11]

Desde este Comité reunimos a los profesores que ya venían recogiendo datos sobre los muertos del sector y comenzamos a construir el Memorial de los Trabajadores de la Educación de la Amazonía que cataloga a los caídos de todo el sector educativo y pretende construir un monumento físico además de un documental. El lanzamiento se realizó el 13.02.2021 y sensibilizó y emocionó a la docencia que se expresó con muchos mensajes. [12]

Los trabajadores del sistema público estatal y municipal reunieron diferentes colectivos y fuerzas organizadas dentro del sector y formaron un Frente para actuar en unidad de acción.[13]

Al mismo tiempo, tocamos las actividades en el Frente Nacional contra la Privatización de la Salud, del Foro de Entidades que organizamos para defender los servicios públicos contra la Reforma Administrativa del gobierno, también tenemos un grupo de campaña Fora Bolsonaro y ahí vamos.

Explico que es una necesidad urgente presionar al gobierno para que reciba y se reúna con los grupos de científicos, porque ya están con los resultados de los estudios e investigaciones que demuestran la necesidad imperiosa de tener un verdadero aislamiento social con por lo menos el 80 a 90% de las actividades paradas, es decir por más de 20 días y que necesariamente tiene que ser acompañado por el retorno de la Ayuda de Emergencia, la Vacunación y Testeos en forma masiva, y asegurar que no haya retorno de las actividades escolares. También queremos formar un organismo independiente del gobierno para supervisar el proceso de vacunación con el fin de evitar las fura-filas y también el robo de vacunas y el control de la distribución de oxígeno. En otras palabras, necesitamos un control social. Recomiendo prestar especial atención a los estudios adjuntos de Lucas Ferrante y Jesem Orellana.[14]

Vale la pena señalar que el Concejo Deliberante de Manaus votó el 26.01, una ayuda de emergencia de míseros 200 reales. Pero, según informaciones de la Secretaría Municipal de la Mujer, Asistencia Social y Ciudadanía – SEMASC, en Manaus hay 58.890 personas en situación de pobreza y 99.633 en situación de extrema pobreza. Incluso con esta información, el ayuntamiento aprobó la cantidad de 200 para sólo 40.000 personas. Uno o dos días más tarde, el gobernador Wilson Lima informó de la aprobación de una ayuda de emergencia del Estado por valor de 600 reales, pero en realidad son sólo 600 divididos en 3 partes.

Ahora bien, si en Manaus hay 157.452 familias caracterizadas como pobres o extremadamente pobres, el Estado de Amazonas también necesitaría mucho más que 157.000 subsidios para cubrir a toda la población vulnerable. El Gobierno Wilson Lima[15] informa que pagará R$ 200 para 100.000 familias durante tres meses. Consideremos por ejemplo las familias de extrema pobreza o la pobreza en el Estado. Dice que se pagará con tarjeta y no en efectivo y que se entregará a domicilio.

En resumen, necesitamos Vacuna, Oxígeno e Ingresos para sobrevivir y ya estamos haciendo campaña contra la vuelta al trabajo presencial. Llamo la atención sobre el hecho de que no basta con posicionarse en contra de las clases presenciales, porque esto excluye a otros trabajadores de la educación que también se ponen en peligro. Deberíamos posicionarnos como Educación: contra el regreso del trabajo presencial o algo así.


[1] https://computerworld.com.br/negocios/sony-anuncia-fechamento-da-fabrica-de-manaus-e-interromper-vendas-de-tvs-cameras-e-equipamentos-de-audio/#:~:text=N%C3%B3s%20decidimos%20fechar%20a%20f%C3%A1brica,tend%C3%AAncia%20esperada%20para%20os%20neg%C3%B3cios.

[2]  https://amazoniareal.com.br/manaus-enfrenta-uma-sindemia-pior-que-uma-pandemia/

[3]  https://amazoniareal.com.br/como-o-povo-ashaninka-nao-pegou-covid-19-ate-agora/

[6]  https://noticias.uol.com.br/saude/ultimas-noticias/redacao/2021/01/13/consumo-de-oxigenio-hospitalar-no-amazonas-aumentou-mais-de-onze-vezes.htm

[7]  Entrevista de Jesen Orellana – https://globoplay.globo.com/v/9227068/

[8]  http://www.epsjv.fiocruz.br/noticias/entrevista/quem-opta-pelo-controle-da-epidemia-dentro-do-hospital-opta-pela-morte-e-nao-por?fbclid=IwAR3-IoaeROhBJ8P2n5lYgLosYeH2_gPmY0VlmqU8BufENEusyckgmceeisI

[9] Portal da http://www.fvs.am.gov.br/puboeslicac

[10]  Programa Emergencial da FRENTE CABANA EM DEFESA DA VIDA http://alternativasocialista.com/campanha-nacional-de-solidariedade-e-apoio-ao-povo-trabalhador-de-manaus-e-do-amazonas/

[11]  MEMORIAL DOS/AS TRABALHADORES/AS DA EDUCAÇÃO DO AMAZONAS MORTOS NA PANDEMIA DO COVID 19 http://alternativasocialista.com/memorial-dos-as-trabalhadores-as-da-educacao-do-amazonas-mortos-na-pandemia-do-covid-19/

[12] MANIFESTO POR MEDIDAS EM FAVOR DA VIDA.

[13]  UNIDADE DE AÇÃO CONTRA O RETORNO DO TRABALHO REMOTO E PRESENCIAL NA EDUCAÇÃO DO AMAZONAS.

[14]  Nota Técnica: Necessidade de lockdown e vacinação abrangente em Manaus para contenção da pandemia da Covid-19 – Lucas Ferrante1,*, Wilhelm Alexander Steinmetz2, Alexandre Celestino Leite Almeida3, Jeremias Leão2, Unaí Tupinambás4, Ruth Camargo Vassão5, Philip Martin Fearnside5, Luiz Henrique Duczmal4: e ALERTA EPIDEMIOLÓGICO – Manaus permanentemente ameaçada – Especial vacinação em massa -17.02.2021 – Jesem Orellana

[15]  http://www.amazonas.am.gov.br/2021/01/wilson-lima-anuncia-auxilio-estadual-de-r-600-para-familias-em-situacao-de-extrema-pobreza-no-estado/