Rusia: no a la persecución y encarcelamiento de Anastasia Ponkina

Solidaridad con el activismo ruso, por el cese de los ataques del régimen y por la anulación de las causas penales inventadas para detener las protestas.   

Por Rubén Tzanoff

Ante el crecimiento de las movilizaciones por derechos democráticos y sociales, el régimen autoritario de Vladímir Putin apela a la represión de activistas y militantes. Intenta causar miedo en la población para que no se extiendan y profundicen los reclamos como en la vecina Bielorrusia.

Ahora quieren encarcelar a Anastasia Ponkina. En tal sentido, el RSD ha formulado la siguiente denuncia: “El 10 de marzo se abrió una causa penal contra la activista de Ízhevsk RSD, Anastasia Ponkina, de 20 años. El lunes 22 de marzo acude a interrogatorio al Departamento de Investigaciones de la Dirección de la UMVD de la ciudad de Ízhevsk. Nastya está acusado de “vandalismo cometido sobre la base de enemistad u odio político, ideológico, racial, nacional o religioso, o sobre la base del odio o enemistad contra cualquier grupo social” (artículo 213 del Código Penal de la Federación de Rusia, parte 1. P. “b). Estamos hablando de un mitin pacífico en apoyo a los presos políticos el 23 de enero, en el que Anastasia estuvo presente…” Asistió como representante del canal rusnews y realizaba una transmisión en vivo. Se trata de un intento de fabricar un caso contra la oposición política. 

En realidad, el ataque reaccionario contra Anastasia se debe a su participación activa en causas justas: la oposición a la construcción de la “planta de la muerte” de Kambarka (tratamiento de residuos de peligro clase 1 y 2), el lanzamiento de la campaña #homepiket en apoyo a los trabajadores de la salud y de protección del bosque ante la tala de la constructora Assa-Stray, el rechazo a las enmiendas a la Constitución y la organización de un acto en memoria de antifascistas asesinados, entre otras actividades de carácter social y político. 

El 12 de marzo, en el tribunal de apelaciones le comunicaron a Anastasia el fin del caso administrativo abierto en su contra y el inicio de un caso penal. Obviamente, la policía fabricó una causa que tiene como objetivo castigar a Anastasia y por esa vía amedrentar a otros luchadores. Desde la Liga Internacional Socialista fuimos solidarios con la campaña ¡No a la persecución a Dmitriy Tsarenko!, también apoyamos las movilizaciones por derechos democráticos y sociales durante la reciente oleada de luchas y ahora nos solidarizamos con Anastasia Ponkina ¡Basta de persecución, por el retiro de las causas penales, no al encarcelamiento!