Brasil: Entrevista a compañeros del Sindicato Químico de SJC-San Pablo, “cómo es nuestra lucha de clases hoy en día dentro de la fábrica”

Brasil sindicato

Desde la LIS entrevistamos a los compañeros Davi Paulo de Souza Junior y Reginaldo de Souza, miembros del Directorio del Sindicato de los Químicos de San José dos Campos y región, y militantes de la Corriente sindical Unidos Para Lutar y de Lucha Socialista-PSOL. 

Verónica: Buenos días compañeros. Davi y Reginaldo, miembros del directorio del Sindicato de São José dos Campos, compañeros de Unidos Pra Lutar que están representando hoy en esta entrevista con la intención de compartir con la Liga Internacional Socialista una experiencia que nosotros como corriente hemos seguido y seguimos diariamente porque es parte de una gran experiencia aquí en el cinturón industrial del Estado de São Paulo, uno de los más importantes. Y creemos que en este año de 58 años de existencia del Sindicato, recuperar su historia y su actualidad es fundamental para fortalecer todas nuestras luchas. Así que, bienvenidos y empecemos con la primera pregunta.

Este año cumplen, no tengo la fecha exacta, pero cumplen 58 años de existencia. Y vi un vídeo que hicieron en el que contaban la historia del sindicato y hablaban de un sindicato que, además de estar comprometido con las causas de la categoría, es un sindicato comprometido con la clase obrera en su conjunto e internacionalista. ¿Podrían decirnos por qué se definen como internacionalistas, por qué plantean esta cuestión?

Davi: En primer lugar, es un placer, un placer. Para nosotros es muy gratificante y estamos agradecidos por la oportunidad de socializar y debatir con nuestros compañeros, incluso más a nivel internacional, y creo que esto es muy importante. El sindicato tiene esta cuestión internacionalista en dos aspectos. Una es porque trabajamos en muchas empresas multinacionales, por lo que tenemos que entender la cuestión internacional, porque estas empresas también tienen su sede fuera de Brasil. Entonces, tenemos que entender el internacionalismo sobre todo, por la parte burocrática, digamos, pero principalmente nuestra participación internacional es por la parte política. Entendemos que entre los trabajadores no debe haber fronteras en la lucha de clases. Luchamos contra un sistema mundial, que es el sistema capitalista, y es el sistema que explota a la clase obrera. Así que en este sentido creemos que es muy importante organizar no sólo la lucha de los trabajadores brasileños aquí, sino de los trabajadores a nivel internacional. 

El sistema capitalista está muy unificado, por lo que los trabajadores tienen que unificar y fortalecer la lucha, es muy importante tener esta lucha internacional para enfrentarlo. Y revolucionarios como somos, no hay revolución en un solo país, tenemos que organizar a la clase para acabar con el sistema capitalista. Creo que es en este sentido que priorizamos y defendemos mucho el internacionalismo, también dentro del propio sindicato, para poder decirle a los trabajadores que la lucha en una fábrica, en un Compas o en un Johnson es la misma lucha en un Johnson en Venezuela, por ejemplo.

V: Una cosa que va de la mano de lo que has dicho, David, es la participación de los químicos en la política. Vi que muchos de ustedes fueron candidatos y participan activamente y fundamentalmente en corrientes de izquierda, no conozco otras experiencias, pero en la junta directiva, en el directorio, compañeros que militan en partidos de izquierda. ¿Pueden hablar de este tema, de la relación entre la política y la cuestión sindical? 

D: Es una estrategia de la derecha para evitar que los trabajadores entiendan realmente lo que es la política. Porque es un error, un completo error, no asociar tanto la parte sindical como la parte política. Porque organizas a los trabajadores para que se enfrenten al gobierno y a la patronal, no puedes enfrentarte al gobierno si no estás discutiendo de política, haciendo política. Fui candidato, soy del Partido del Socialismo y Libertad y de la Lucha Socialista, soy presidente del PSOL en Jacareí. Y aquí en nuestro sindicato, priorizamos la discusión de la coyuntura antes incluso de hablar de aumentos salariales, incluso antes de hablar de reparto de beneficios en una asamblea, hablamos de la coyuntura actual. 

Denunciar al gobierno, aportar estrategias, no sirve de nada sólo denunciar y no dar una alternativa a los trabajadores. Así que hay que organizarse políticamente, hay que dar una respuesta política y politizar la clase. Precisamente para que pueda tener más claridad sobre lo que está siendo atacado. Luchar contra una reforma jubilatoria, luchar contra una reforma laboral, luchar contra una ley de tercerización. Discutimos, muchas empresas en la mesa de negociación, traen la crisis económica para negar un PLR, por ejemplo. 

Reginaldo: Sí, primero quiero presentarme aquí. Gracias por la invitación, creo que es importante lo internacional porque esto muestra al mundo cómo es nuestra lucha de clases hoy en día dentro de la fábrica. Soy Reginaldo, trabajador de Compas, una multinacional americana y soy dirigente del Sindicato de Químicos de la región de São José dos Campos y militante de Unidos Pra Lutar y Luta Socialista, PSOL. 

Cuando Davi habla de la cuestión política, es muy importante discutirla en la base, en la fábrica, con los trabajadores. Si discutimos la política con los trabajadores al lado de la máquina. Esto refuerza la lucha. Porque hoy el jefe aplica la política. Al igual que en una negociación, como dijo Davi, la política forma parte de nuestra vida y por eso aportamos esta transparencia a los trabajadores. 

V: Precisamente en la cuestión de la política. Hay diferentes políticas sobre cómo actuar en el movimiento obrero y en la clase trabajadora en general, y su historia tiene mucho que ver con la disputa contra la política de conciliación de clases. La CUT, y la salida de los químicos de la CUT es parte de esta lucha, o de esta historia. ¿Pueden contarnos algo sobre la historia y el estado actual de esta disputa con los sectores de conciliación de clases?

D: Nuestro sindicato estaba afiliado a la base de la CUT, cuando la CUT se convirtió realmente en una Central Única de los Trabajadores, con una política muy izquierdista junto al PT. Y la CUT se estaba organizando y ganando muchos sindicatos, organizando mucho a la clase. Pero la CUT llegó a un momento en que perdió el rumbo, precisamente cuando el PT tomó el poder en nuestro país. Cuando Lula fue elegido, por supuesto que fue elegido en el sistema capitalista, ya en su carta al pueblo brasileño, dejando muy claro que no lucharía por el socialismo y también dejando muy claro que gobernaría para todos. Y cuando dices que gobernarás para todos, ya traes una representación de que hablaremos con todos, seremos todos amigos y nos entenderemos. Y la CUT, base del PT y que defiende precisamente su política para que su base siga votando al PT, también empezó a aplicar la política del propio gobierno. Y entonces se burocratizó y comenzó la negociación de la conciliación de clases. Pensar que el trabajador tiene que aceptar migajas y que hay que ser amigo del jefe. 

Nuestro sindicato rompió con la CUT, con Articulação Sindical, de la que formaba parte, en 2000. Fuimos, hubo una disputa y sacamos a la CUT de nuestro sindicato. Porque sabemos que tenemos bandos, los que explotan y los que son explotados. Y no puedes reconciliarte con los que te explotan. ¿Cómo conseguimos que el jefe pague lo que realmente tiene que pagar, siendo conciliadores? No, la explotación ya no es conciliadora, porque es explotación. Entonces, en ese sentido, estamos muy en desacuerdo con la CUT. 

Así que esta conciliación de clases, lamentablemente, llevó a la CUT a hacer esto, a la burocracia y, por supuesto, a la influencia directa del gobierno del PT que necesitaba que los trabajadores votaran y la política tenía que ser muy similar, tanto para los que organizaban la clase como para los que organizaban el propio gobierno. Y cuando se quiere hablar con todo el mundo, entonces se pierde en la línea del clasismo. Dejas de ser de una clase y te conviertes en amigo de otra. Para nosotros, no hay manera de conciliar esto, tenemos que enfrentarnos a quienes nos explotan precisamente para garantizar derechos y conquistar aún más. Si no es así, en la confrontación real, en la línea de clase, los trabajadores pierden mucho.

V: Podemos seguir hablando de la CUT porque la siguiente pregunta que tenía era sobre la actualización de la situación que viven los químicos hoy en día. Porque estamos en medio de una pandemia, con una crisis muy grande en el sistema capitalista mundial y obviamente los gobiernos de cada país están tratando de aplicar esta crisis sobre las espaldas de los trabajadores para seguir con el esquema de ganancias del 1% de la sociedad, que como acaba de decir Davi, son los patrones enemigos de nuestra clase y la única forma que tienen de mantener sus ganancias es mantener un nivel de explotación y ajuste. Entonces la pregunta tiene que ver con esto, ¿cómo están actuando los químicos hoy en día en medio de esta situación, cuáles son las luchas más importantes o las principales que están llevando a cabo los químicos de São José dos Campos?

R. Sí, creo que es un escenario muy crítico el que estamos sufriendo en esta pandemia. Pero desde el principio de la pandemia, fue un desafío para actuar, un desafío para nosotros. Este escenario de pandemia, este escenario de destrucción en nuestro país. Recordando que estábamos y seguimos estando ante un gobierno genocida, negacionista y homofóbico. Un gobierno que viene contra la clase trabajadora y la población brasileña.

Así que vemos que este gobierno es un gobierno genocida, como dije aquí, un gobierno que no está pensando en la población brasileña. No está pensando en la clase trabajadora. Puso medidas provisorias para reducir los salarios de los trabajadores, medidas provisorias para ayudar a la patronal, y en ningún momento puso una medida provisoria que ayudara a la clase trabajadora, una medida provisoria que, por ejemplo, dijera: no aceptamos despidos durante el período de pandemia. No hubo ninguna medida provisoria de este tipo por parte del gobierno. Por el contrario, nosotros, junto con los trabajadores, exigimos la estabilidad laboral en varias empresas. 

Tuvimos varias luchas en esta pandemia. Justo al principio de la pandemia, Compas, la empresa para la que trabajo, que es una multinacional estadounidense, recibió un reporte de trabajadores infectados por Covid-19. Había cuatro trabajadores infectados. Inmediatamente, se aplicó una política con la base, con la base articulada y trabajada, conseguimos hacer una huelga y exigimos a la empresa Compas un testeo masivo, que incluyó trabajadores, trabajadoras, trabajadores tercerizados e hizo un testeo masivo, estuvimos tres días. Hasta que la empresa no hizo este testeo masivo, no salimos de la puerta de la fábrica. Y así se hizo y cuando se hicieron los testeos masivos, llegó la sorpresa, había 24 trabajadores infectados por el Covid-19. Así, una empresa con 240 trabajadores podría haber tenido muchas más personas infectadas. Y hubo trabajadores que acabaron yendo al hospital, y hubo trabajadores que acabaron en la UCI. Así que, para nosotros, fue una victoria junto con los trabajadores. Porque conseguimos parar esto y la empresa tuvo que respetar al trabajador y exigir las demandas de los trabajadores. 

Mientras tanto, conseguimos hacer este testeo masivo y luego llevarlo a otras grandes multinacionales. Grandes multinacionales como Bayer, que es la antigua Monsanto y está aquí en São José dos Campos (SJC) en el estado de São Paulo. Los testeos masivos se hicieron a través de una movilización con los trabajadores. También hicimos huelga en Bayer, que quería despedir a los trabajadores durante la pandemia. Así que este escenario de luchas, desde el comienzo de la pandemia, no ha sido fácil, como he dicho. Ha sido muy difícil, pero los trabajadores están dispuestos a luchar por sus derechos y su salud. Porque lo que ocurre en realidad es que los trabajadores están en primera línea, están produciendo la riqueza de la empresa, así que están en primera línea. Pero no es sólo él, es toda su familia la que está en primera línea. Son sus padres, sus hijos, su esposa. 

En la Compas tenemos un trabajador que se infectó y lo transmitió a toda su familia. Así que nuestro sindicato aquí en São José dos Campos, en el estado de São Paulo, ha estado con estos trabajadores todo el tiempo en esta pandemia y estamos todo el tiempo con los trabajadores en esta pandemia. Porque sabemos lo que sufre un obrero en la fábrica, porque yo soy un obrero de la fábrica, el camarada Davi es un obrero de la fábrica, así que aquí vivimos la diferencia entre el capital y el ser obrero. Sentimos la explotación de un trabajador en la fábrica. 

Y las luchas no fueron sólo por los testeos masivos, también tuvimos aquí en SJC, también en el estado de São Paulo, la TI-Brasil, que, aprovechando la pandemia, decretó el cierre de la empresa con despido masivo. Inmediatamente, también hicimos esta lucha en TI-Brasil en SJC, votamos por un estado de huelga y poco después conseguimos un año y medio de estabilidad laboral para todos los trabajadores, para que nadie fuera despedido. Y teniendo en cuenta que las empresas químicas en esta pandemia, ganan fortunas. Las fortunas que hicieron estas empresas. Y los trabajadores, desde el inicio de la pandemia, en primera línea. Y aquí también hay que dialogar con los trabajadores para que en las campañas salariales se exija un aumento salarial real. Tenemos que poner en común con los trabajadores también un plus salarial. Porque aquí en nuestro país todo está caro, el trabajador está sintiendo en su bolsillo el precio del arroz, el precio de la carne, el precio del petróleo, el precio de la gasolina, entonces este es el escenario que están viviendo los trabajadores en nuestro país, este es el escenario de destrucción de la clase trabajadora que este gobierno de Bolsonaro está haciendo a los trabajadores. Además de las medidas provisorias que este gobierno está poniendo en marcha, la Reforma Jubilatoria, la Reforma Laboral, por lo que hay ataques a la clase que sólo la lucha podrá combatir. 

Y también quiero decir aquí que defendemos una campaña unificada con los trabajadores de las fábricas, organizando a las multitudes, organizando a las bases, fortaleciendo nuestra lucha en el comando de huelga, convocando una huelga general en nuestro país. Para que la clase obrera salga a la calle. Que podamos parar este país y decirle a este gobierno genocida de Bolsonaro que quien gobierna este país es la población brasileña, son los trabajadores, porque sin estos trabajadores, sin esta población que paga impuestos, entonces tenemos derecho a exigir. No debemos permitir que este gobierno acabe con nuestros derechos. Por eso es importante convocar una huelga general, convocar junto con los activistas de la categoría. Pero quiero terminar mi intervención en este punto, haciendo un llamamiento al movimiento sindical. Creo que tenemos que llamar a este movimiento sindical, a los movimientos populares, a los movimientos sociales para que podamos dialogar, tener este diálogo abierto con los otros movimientos. Todo Brasil, tenemos que llamar a todo Brasil a que nos apoye para que podamos derrocar a Bolsonaro, para que podamos derrocar a este gobierno genocida. Y quiero terminar este punto poniendo las palabras “¡Fuera Bolsonaro y Fuera Mourão!

V: ¿Quieres agregar algo más para terminar? 

D: Creo que lo que hay que añadir es la continuidad del discurso de Reginaldo. Es organizar a la población, organizar a los trabajadores precisamente para enfrentar a este gobierno, un gobierno que es más peligroso que el propio virus. Por lo tanto, tenemos que hablar de las manifestaciones que están ocurriendo en el país. El 29 de mayo fue muy importante, el 19 de junio fue más grande, ahora creo que el 24 de julio tiene que ser aún más grande, y tenemos que organizarnos bien, organizarnos fuerte, llamar a los trabajadores, llamar a todo el movimiento a unificarse y luchar contra este gobierno en las calles, porque hay necesidad de salir a las calles, hay necesidad de hacer estas movilizaciones, hacer asambleas, hicimos una asamblea antes del 19, el 18, hicimos una asamblea votando con los trabajadores. Si se hace una asamblea en una fábrica, en una industria privada, precisamente para votar una manifestación sin hablar de salarios, sin hablar de PLR, sin hablar de nada específico de la fábrica, sino simplemente una asamblea política, para que los trabajadores digan si están o no de acuerdo con el “Fora Bolsonaro” y “Mourão”, y la votación fue muy expresiva, muy bonita, es porque estamos en el camino correcto, el camino correcto. 

No podemos caer en la idea de la CUT de trasladar la lucha a 2022, pensando sólo en las elecciones. No podemos hacer que la clase caiga en esta polarización Lula-Bolsonaro. Tenemos que crear alternativas y crear la voluntad de luchar en la clase ahora, en este momento, para enfrentar todo esto que ha estado sucediendo. 

R: Sólo quiero reforzar aquí al final que el 24 de julio tendremos el tercer acto muy importante que estamos haciendo aquí en Brasil. Queremos hacer un llamamiento a todo Brasil, a los militantes de todo el mundo que nos apoyan también desde el extranjero. Los militantes de la LIS, si pudieran apoyarnos, para difundir este gobierno genocida y negacionista en este país. Necesitamos derrocar a este gobierno y necesitamos todo el apoyo de toda la militancia de todo el mundo, para que se extienda también en otros países, que este gobierno está acabando con la clase obrera y acabando con el pueblo brasileño.

D: Sólo quería añadir y felicitar a LIS por los actos en las embajadas, es muy importante, muy significativo hacer estos actos y que hayan conseguido unificar en Argentina con todos los movimientos. Fue muy agradable de ver. Quiero felicitar a los compañeros, creo que así, unificando todas las luchas, todos los luchadores, nos fortaleceremos.

Quiero agradecer, creo que esta entrevista fue muy buena, este intercambio de ideas, de posiciones, creo que nos conocimos un poco más. Y realmente gracias por el espacio y aquí las puertas siempre estarán abiertas para los luchadores, la casa de los luchadores siempre estará abierta para los luchadores. Creo que siempre es importante esta unidad, este compromiso con la lucha de clases. Así que, bienvenidos aquí y cuando quieran, sólo tienen que aparecer. Y una vez más os doy las gracias por participar junto a los compañeros.

R: Yo también quiero agradecer, gracias por la oportunidad. Cuenten con nosotros, estamos aquí para luchar. Creo que una lucha unificada nunca está mal vista. Está muy bien visto porque la clase obrera necesita la unificación para poder luchar. Gracias.